Plan de conservación del águila perdicera en Castilla y León

Fundación Tierra Ibérica

Inicio   |   Mapa web   |   Aviso legal   |   Política de privacidad  

Acciones

Alimentación suplementaria


Aporte de recursos tróficos PARA EL ÁGUILA PERDICERA: ARRIBES DEL DUERO (SA-ZA), CAÑONES DEL DUERO Y ZEPAS DE BURGOS

Objetivos:

  • Realizar aporte de recursos tróficos a las parejas de Águila perdicera.
  • Instalación de cebaderos cerrados con conejo doméstico gris en las zonas más sensibles para el Águila perdicera
Dado que el Águila perdicera en Castilla y León ha perdido un 25% de las parejas en 10 años, no basta, por tanto, con acometer solamente actuaciones que darán resultados a medio plazo, sino que es necesario realizar actuaciones más activas a corto plazo para evitar la desaparición de más parejas.

Águila perdiceraTeniendo en cuenta la crítica situación de la especie en el ámbito de actuación del proyecto y mientras no se consiga el reforzamiento de las poblaciones de especies presa, es necesario evitar por todos los medios la pérdida de más parejas reproductoras, utilizando incluso técnicas poco naturales como la alimentación suplementaria, que ha sido aplicada con éxito en ésta y otras especies.

En este sentido, se plantean dos acciones complementarias y no excluyentes:

a) Aporte de presas en posadero, principalmente conejo doméstico de color gris y puntualmente paloma doméstica en caso necesario para garantizar la confianza de las parejas reproductoras a la alimentación suplementaria. El aporte se realiza mediante la colocación de las presas en un lugar fácilmente visible localizado en la zona de máxima actividad de la especie. La alimentación suplementaria debe realizarse durante todo el año a todas las parejas, realizándose el aporte de presas con mayor frecuencia desde el comienzo de la época de celo (diciembre) hasta la emancipación de los pollos de la pareja (agosto).


El objetivo es que todas las parejas tengan alimento disponible durante todo el año y no se vean obligadas a abandonar sus territorios ni temporal ni definitivamente hasta que los cebaderos estén operativos (y de forma permanente en los territorios en los que no se instalarán cebaderos).

b) Cebadero, entendido como un vallado de pequeña superficie (2.500 m2) en donde se mantiene un número elevado de conejos domésticos (entre 50 y 100 por cebadero) que el Águila perdicera puede cazar fácilmente, asegurando una fuente de alimento de gran calidad y cantidad en su zona de máxima actividad.

La construcción de un cebadero consiste en la instalación de una valla cinegética de 1,5 m de alto enterrada 50 cm en el suelo para evitar la entrada de predadores y forrada en la parte inferior por una red gallinera. Una vez instalado es necesaria una labor periódica de mantenimiento para suministrar comida y agua a estos conejos y reponer las bajas.


La utilización de cercados con conejos domésticos para alimentar artificialmente a rapaces protegidas es una medida extrema que se ha utilizado con éxito en la gestión de poblaciones con seria amenaza de desaparición, como el águila imperial ibérica. Comparado con la alimentación suplementaria, en un cebadero el águila perdicera se alimenta según sus necesidades y se reduce la interacción humana en su territorio. Al reducirse el movimiento en búsqueda de comida disminuye también el riesgo de mortalidad no natural por disparo, envenenamiento o electrocución en tendidos eléctricos.


Últimas noticias


MANEJO Y GESTIÓN DE ESPECIES ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

MANEJO Y GESTIÓN DE ESPECIES ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN

Fecha: 24/03/2013
CICLO DE CONFERENCIAS TIERRA IBÉRICA Fecha de celebración: 8,...
Leer más
Marcaje de pollos de águila perdicera en Arribes del Duero

Marcaje de pollos de águila perdicera en Arribes del Duero

Fecha: 18/07/2012
Los pasados días 18 de mayo y 14 de junio se llevó a cabo el marca...
Leer más